El misterio de la isla Oak

El misterio de la isla Oak

El Universo encierra un sinfín de misterios que no se explican con las reglas lógicas del mundo en sí. Muchos de estos son más interesantes que otros e increíblemente muchas veces los seres humanos somos los creadores de algunos de ellos. En este caso hablamos de un misterio creado hace cientos o miles de años, se trata del misterio de la Isla Oak.

En las costas de Canadá, se encuentra una pequeña porción de tierra cubierta por pastizales, que posee algunos árboles y algunas pocas especies de criaturas habitando en ella. Este lugar parecía no tener nada de emocionante, hasta que un día, en la expedición de búsqueda de rastros de un animal, unos investigadores se toparon con huecos en la tierra muy poco convencionales, aparentemente no creado por animales salvajes.

Como los investigadores de animales no conocían del tema, llamaron a otros especialistas que pudieran ayudarlos y para sorpresa de todos, se encontraron con que por toda la isla, había diferentes agujeros creados por aparentemente humanos. Por supuesto no eran agujeros comunes, sino que se trataba de largos hoyos los cuales tenían sus entradas protegidas por maderas y otros materiales que ayudaban a reforzar la estructura de la entrada.

Ya con la maquinaria y seguridad necesarias, los especialistas se dispusieron a investigar en profundidad y lo que encontraron fue realmente sorprendente. Estos huecos en la tierra se trataban de escondites de unas profundidades increíbles, tanto que incluso algunos de estos huecos no se han llegado a revisar por completo. Dentro de estos escondites se hallaron piezas de oro, escritos tallados en piedras, con caracteres en idiomas desconocidos e incluso se estima que todo el lugar se trataba del hogar de una civilización subterránea.

Hasta el momento, todavía se están realizando investigaciones sobre este lugar, pero es mucho lo que hay por explorar. En una isla tan pequeña como lo es Oak, hay más de una docena de huecos sumamente profundos que poseen extrañas construcciones dentro, donde además se han visto escritos en las paredes y suelos. No se había conocido que haya vivido nadie en este lugar, por lo cual el quién o qué hayan hecho estas cosas o hayan intentado dejar un mensaje, todavía es todo un misterio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *