Archivo de la categoría: Leyendas

La leyenda del Vuelo 19

La leyenda del Vuelo 19

El 5 de diciembre de 1945, pocos meses después de finalizada la Segunda Guerra Mundial, una patrulla de aviones de combate de Estados Unidos se preparaba para un ejercicio de rutina en las costas del estado de Florida.

Eran 5 aviones Avenger, cuyos pilotos estaban preparados para las malas condiciones climáticas, para situaciones de combate y para navegación sin equipo tecnológico, sin embargo no estaban preparados para lo que venía.

Esta leyenda de miedo es verdadera, hay documentación acerca de lo que sucedió ese fatídico día.

Los aviones habían volado cerca de 120 kilómetros desde su partida de la base aérea de Fort Lauderdale. Pasaban por una región conocida como “El Triángulo de las Bermudas”, área famosa por las desapariciones de todo tipo de navíos.

Todo iba perfectamente, el sol alumbraba la mañana y los aviones volaban a velocidades óptimas. Sin embargo en un abrir y cerrar de ojos el cielo se nubló, los equipos de localización de los aviones se estropearon y las comunicaciones comenzaron a fallar.

En la radio de la base aérea se escuchaban las voces lejanas de los pilotos, estos denunciaban que habían perdido el rumbo, que se encontraban a la deriva y no podían saber a dónde se dirigían ya que sus equipos no estaban funcionando. Se les dijo que dieran media vuelta y tomaran rumbo a casa, sin embargo al hacerlo, ellos se percataron de que estaban volando en círculos, ya que no podían salir de la nube gris y a pesar de requerirse pocos minutos desde su posición para avistar Tierra, ellos nunca consiguieron esto.

Minutos después se perdieron las comunicaciones y nunca se supo más de los 5 aviones ni de sus tripulantes. No se oyó una alerta por radio de que se fueran a estrellar, nunca se vio un cadáver en la costa, nunca se encontró un pedazo de avión, nunca se vio nada.

Se enviaron cientos de aviones, barcos y oficiales a buscar a esos muchachos, sin embargo fue imposible. La leyenda recuerda un poco a lo que sucedió recientemente con el vuelo de Malasia Airlines.

El hombre del garfio

El hombre del garfioUno de los cuentos de terror escalofriantes que acostumbran a contar en California, Estados Unidos, es la leyenda de un hombre que se había escapado de un manicomio, el cual era un asesino demente, el cual no se lo volvió a capturar, aunque muchas personas aseguran haberlo visto.

Una pareja que se prestaba para pasar una noche fabulosa, se dirigió a un mirador ubicado en una ruta bastante poco transitada, en donde decidieron parar el auto en una zona llamada el carril de los amantes en plena noche para de esa manera poder tener un tiempo de intimidad.

Mientras escuchaban música y la pasaban bien, la radio local se detuvo por unos instantes para dar una noticia de último momento y con bastante urgencia, el locutor de dicha radio anunció que uno de los dementes más peligrosos del manicomio local se había fugado recientemente, por lo que se recomendaba a todas las personas aguardar en sus casas hasta que se lo capture. El locutor advirtió que se trataba de un asesino que estaba completamente loco, y que las autoridades estaban haciendo todo lo posible para volver a capturarlo. A su vez pedía que a quienes se encuentren en la calle y vean a una persona con un garfio en vez de mano, una de las características más distintivas de esta persona, que simplemente den aviso a la policía para de esa manera conseguir tranquilizar a todo el pueblo que se mantenía alerta.

La mujer que se encontraba con el joven automáticamente se alteró demasiado, y le pedía que se quería ir a su casa y que necesitaba que la lleve de urgencia, algo que no le llevo la importancia el joven, y trato de tranquilizarla. Luego de ello cerraron con seguros todas las puertas y pusieron la música en el volumen más alto, para de esa manera evitar cualquier tipo de distracciones.

Finalmente luego de un tiempo el joven llevó a su pareja a su casa, al llegar la mujer se bajó, y al llegar a la puerta de su casa se dio la vuelta, miró el auto y gritó aterrorizada.

Al parecer el auto estaba todo rayado por algo que nunca supieron de qué se trataba, pero la mujer afirma que pudo haber sido el asesino con su garfio que se encontraba cerca de ellos mientras mantenían un tiempo de intimidad juntos.

Los espectros del cementerio

Los espectros del cementerioHace años las pesadillas de terror me perseguían día tras día. No había una madrugada en la que no despertara bañado en sudor o por lo menos gritando fuertemente. Los temas de mis sueños eran diversos, aunque la mayoría de las veces terminaban en las mismas circunstancias.

Infaliblemente me perseguían ánimas del más allá. Sabes a lo que me refiero, ese tipo de sueño en el que por más que corres, jamás puedes alejarte lo suficiente del peligro. Para empeorar las cosas, mi escapada terminaba cuando me encontraba en un callejón sin salida.

Mi corazón se me salía por la garganta al notar que las apariciones iban a terminar con mi vida, hasta que abría los ojos y ya estaba en mi recámara de nuevo.

Sin embargo, una noche en la que la redondez de la luna llena podía apreciarse totalmente, es decir, no había ninguna nube en el cielo que se interpusiera entre el satélite y la ventana de mi alcoba, me acosté a dormir con la esperanza de soñar cosas agradables.

Para asegurarme de que eso fuese lo que pasara, únicamente cené un par de bizcochos acompañados de un vaso de leche. Al principio mi sueño marchaba sin exaltaciones. No obstante, de momento la locación en donde me hallaba se cambió por la del cementerio municipal.

Podía leer las inscripciones que había en cada una de las lápidas. Lo más impresionante era que cada uno de esos epitafios hacía referencia a un homicida distinto. Miré al cielo y observe que la luna estaba tal y como la recordaba antes recostarme.

– Tengo que despertar, tengo que despertar. Pensaba en voz alta mientras caminaba hacia donde se suponía que se ubicaba mi domicilio.

A pesar de eso llegué hasta allá y miré a través del ventanal que aún continuaba dormido. Supe que no había escapatoria, el enfrentamiento con los espectros era inevitable. Imaginé que traía en la bolsa del saco de mi piyama una navaja afilada. La empuñe firmemente y enfrente a los fantasmas. El más bravo de ellos consiguió herirme en el brazo izquierdo.

Luego de una lucha encarnizada, mate a todos y en ese momento me desperté. Encendí la luz y noté que mi brazo continuaba sangrando. Hasta hoy no he podido encontrar la navaja que traía en el sueño.

Lo interminable

Lo interminable

Esta es la historia de Dafne, una mujer adolescente que constantemente se despertaba a las 3 de la mañana, sin saber cuál era el motivo, ya que biológicamente su cuerpo hacía que en esa hora en punto se termine su sueño y se encuentre con insomnio varios minutos.

Una noche en la que Dafne nuevamente logra despertarse naturalmente a las 3 de la mañana, escucha ruidos en la sala de estar, algo que era muy frecuente ya que su habitación se encontraba en una zona de la casa muy cercana a la sala de estar. Si bien Dafne acostumbraba a ignorar este tipo de ruidos, en esta ocasión optó por levantarse de la cama e ir hacia el lugar de donde provenía el ruido.

Al ingresar a la sala de estar, Dafne se dio con que no podía ver nada, debido al hecho de que estaba todo oscuro y el interruptor quedaba al final de la habitación. Algo que le llamó la atención fueron dos puntos rojos que se encontraban cerca del interruptor, por lo que al acercarse y mirar bien de cerca esos puntos rojos, se dio cuenta conque no eran simplemente puntos, sino que era la cara de un animal que nunca había visto el cual estaba dentro de la casa y tenía una apariencia muy similar a la de una serpiente.

Dafne no logró moverse de su posición debido al temor que sentía, por lo que este animal se abalanzó sobre ella y comenzó a presionarla hasta que no pudo respirar más. Allí fue cuando despertó de su sueño, algo que la dejó verdaderamente aliviada de todo eso que pensaba que había vivido, aunque la alegría le duró poco, ya que vio dos puntos rojos en la pared, que al analizarlos se trataban de dos manchas de sangre, algo que confirmó que vivió una de las historias escalofriantes de su vida, que se transformó en interminable.

La leyenda del ahorcado

La leyenda del ahorcado

Si te encuentras en busca de una buena historia de terror, te adentraremos en este caso en una de las tantas leyendas cortas mexicanas, la leyenda del ahorcado, una entidad que se presentó en reiteradas oportunidades en una casa del estado de Chiapas, al sureste del país y levantó un gran revuelo.

La leyenda cuenta que una mujer despertó en medio de una misteriosa noche de verano, sintiendo quizás una extraña presencia a su alrededor, en tal caso, las luces se encontraban apagadas y la mujer no divisó nada extraño, por lo que volvió a entrar en sueño. Posteriormente, durante la misma noche, la mujer despertó acusando la misma incomodidad, ante lo cual decidió dejar la cama y prender la luz de la habitación.

La mujer no podía creer lo que estaba viendo, un hombre desconocido yacía ahorcado en una de las esquinas de la habitación. Este hecho carecía de lógica, puesto que la mujer bien sabía que ella fue la última persona en entrar a la habitación durante ese día. De esta manera, shockeada, la mujer dejó la casa y se refugió en una iglesia hasta encontrar tranquilidad.

Las noches pasaban y esta presencia había quedado prácticamente en el pasado, o al menos eso fue lo que pensó la mujer. Aproximadamente dos semanas después de este terrorífico hecho, y en medio de una noche similar, la mujer prendió la luz de la habitación para encontrarse con esta persona colgada en el mismo rincón que antes. Pero en este caso, ella no escapó de la habitación, decidió mantenerse dentro de ella y hablar de alguna manera con el ente.

De manera pausada, la mujer pregunto al ahorcado “¿Que necesitas?”, nada sucedió. La pregunta fue reiterada en varias oportunidades hasta que sorprendentemente una débil voz tomó presencia en la habitación, indicando que se trataba de un alma en pena que necesitaba informar a sus seres queridos de su fallecimiento, ya que los mismos lo creían simplemente embarcado en un viaje.

La mujer hizo caso a la petición de esta alma en pena y acudió al hogar de su familia, precisó ciertos detalles de importancia comunicados por el ahorcado, y el ente nunca más volvió a hacerse presente en la habitación. Quizás fue la solución para que el alma de este hombre pueda por fin descansar en paz.