Todas las entradas de: jairo

Soñar con el Minotauro

Soñar con el Minotauro

De acuerdo a la mitología griega, el Minotauro es una criatura que tiene forma humana, aunque su cabeza sea la de un toro. Dado a su carácter errático, la bestia fue apresada en un laberinto, en el que de vez en cuando se llevaban a cabo sacrificios humanos.

Por extraño que parezca, un alto porcentaje de las personas que aseguran soñar con el Minotauro, no tienen nociones históricas. Es decir, no han escuchado ninguna de las leyendas ni crónicas que existen al respecto, sino que simplemente vieron en sus sueños a esta criatura.

Y es que es tan fuerte el impacto que produce esta imagen, que las personas inmediatamente después de que despiertan desean conocer el significado de este sueño.

En un primer acercamiento a este concepto, nos encontramos con que el Minotauro representa aquello a lo que no queremos enfrentarnos. Es habitual que esto suceda en el instante en el que somos conscientes de que un cambio importante llega a nuestras vidas.

Por ejemplo, el cambiarnos de casa, de trabajo o dejar una relación amorosa con la que estuvimos atados por largo tiempo. Recordemos el ser humano siempre se ha caracterizado por querer controlar su futuro y por ello los periodos de incertidumbre pueden generarle una gran frustración.

Si te encuentras enfrascado en una lucha con este ser, es reflejo de que tu mente está buscando una alternativa viable para darle solución a un problema. Esta clase de sueños lúcidos les ocurren frecuentemente a aquellos individuos que se distinguen por no dejarse guiar por sus sentimientos, sino que hacen caso a su mente para tomar una determinación.

En el caso de que estemos inmersos en el laberinto y súbitamente el Minotauro comience a perseguirnos, simboliza que tenemos conflictos internos que no hemos querido enfrentar. Al no llevar a cabo una introspección con el propósito de cambiar nuestro comportamiento, será más sencillo que nuestros enemigos ataquen los puntos precisos para hacernos daño.

Una salida nocturna

Una salida nocturnaUn sábado como cualquier otro, un grupo de señoritas decidió salir a divertirse en un típico local nocturno, se trataba simplemente de salir y despejar la mente de todas las obligaciones propias de una rutina laboral. De esta manera se decidió de forma unánime acudir a un local bailable muy concurrido en esta ciudad.

Una vez llegadas al lugar, el grupo de mujeres simplemente aguardó por su ingreso en una fila que ocupaba prácticamente toda la cuadra. Se trataba de un momento para nada divertido, aunque el ingreso fue bastante fluido y media hora después ya se encontraban dentro del local.

Se trataba de un sitio amplio con unas luces sorprendentes que a más de uno dejó atónito aquella noche. El local comenzó poco a poco a llenarse hasta tal punto que uno no podía moverse sin chocar con otra persona, una noticia para nada agradable teniendo en cuenta que transcurría la época de verano y el calor era sofocante.

Horas más tarde, una mujer del grupo conoció a un interesante y a la vez misterioso joven, con el cual se pasó un buen rato en la pista bailando. Se trataba de un hombre de pocas palabras, pero a la vez apuesto, belleza que atrapó a la mujer y los llevó a besarse minutos más tarde en medio del baile.

Lo extraño de la historia comenzaría días después de este acontecimiento, la mujer comenzó a notar una misteriosa coloración en sus labios, acompañada de un resquebrajamiento y lastimaduras extrañas. Acudió de manera inmediata a un médico para obtener un diagnóstico abalado por un profesional, el resultado no fue nada agradable por cierto. El médico al analizar los labios de la mujer no hizo más que indagar sobre sus relaciones amorosas, ella realmente no comprendía para nada las preguntas del especialista.

Minutos más tarde el especialista se comunicó con el departamento de policía, algo que llevo a la mujer a sobresaltarse de una manera notable. El personal policial indagó acerca de este apuesto joven con el cual sus labios habían tenido contacto aquella noche en la pista de baile, acudiendo de manera inmediata a su domicilio.

Una vez arribados al domicilio del joven, los policías se dieron con una escena que el médico había supuesto al analizar los labios de la mujer. Dentro de la casa yacían los cuerpos de seis mujeres ya sin vida, cuerpo con los cuales este joven había mantenido relaciones de necrofilia durante un prolongado tiempo.

Este asesino fue arrestado de manera inmediata por la policía, dejando a la mujer en un estado de shock y trauma. El médico explicó posteriormente que aquella anomalía observada en los labios de la mujer era propia de una persona que había entrado en contacto directo o indirecto con cadáveres. Una historia que sin dudas nos hará meditar un tanto antes de dejarnos llevar por las apariencias de personas desconocidas.